Manolo se declara culpable

Al final ha pasado el peor escenario posible. Escasos minutos después del descubrimiento de los dientes encontrados en la incineradora química del sistema, se ha sabido que pertenecían a Menêa y Laura. Acto seguido, Manolo se ha declarado culpable del delito de usar Artefactos Desconocidos en sus tapas al no aguantar más la presión.
EliteEsp no ha podido contactar con él a tiempo debido a algún tipo de interferencia en las hipercomunicaciones.

La sentencia ha sido implacable, Manolo ha sido condenado a muerte, la ejecución será pública y tendrá lugar en próximos días o incluso semanas ya que quieren que sea un ejemplo de lo que no hay que hacer en la gastronomía.

Desde EliteEsp sólo podemos lamentar esta sentencia. Queremos pedir a todos los comandantes que estén pendientes de los canales de comunicación habituales ya que podríamos necesitar vuestra ayuda en un futuro cercano. Por ahora, no podemos dar más explicaciones pero esperamos la mayor involucración posible aunque sea para llevar a cabo actos de dudosa legalidad.