Los Thargoides: una visión por Drew Wagar

En su página web, Drew Wagar, ha comenzado a escribir una serie de artículos que tratan sobre el Lore de Elite y sus posteriores secuelas, reproduciéndose a continuación la correspondiente la raza Thargoide, cuyo original puedes leer aquí

 

Los Thargoides necesitan muy poca presentación para todos aquellos que sean buenos conocedores del Lore de Elite, si bien es cierto que no todos los jugadores pueden estar familiarizados con ello. Lo que vamos a intentar es dar una información sumaria sobre los Thargoides y ponerla en contexto en relación con el Lore conocido de las diferentes versiones del juego (Elite, Frontier: Elite II, First Encounters y Elite: Dangerous). Es cierto que hay mucho contenido al respecto hecho por seguidores del juego, si bien no se va a hacer ninguna mención al mismo de forma deliberada, limitándonos a lo que puede ser considerado como canon verdaderamente establecido, reservándonos el derecho a modificarlo en caso de que surja alguna nueva información al respecto.

 

Resumen

2850: Rumores sin confirmar sobre algún tipo de guerra encubierta contra los Thargoides, aparentemente por un Comandante de la Flota.

3125: Se culpa a los Thargoides de “sacar” naves del witch-space durante el vuelo hiperespacial, para posteriormente destruirlas. Empiezan a surgir “zonas de guerra” thargoides.

3200: Se informa de retiradas de los Thargoides de zonas del espacio ocupadas por los humanos, desconociéndose las razones de ello.

3255: Se descubre que la razón de la retirada de los Thargoides era que estaban viendo afectada su capacidad de hipersalto debido a un virus llamado “Mycoide”, diseñado por los humanos.

3302: Se reciben informes de curiosos restos destruidos de naves desconocidas.

3303: Naves alienígenas de 8 lados sacan a varios Comandantes del “witch-space”

 

Primer contacto: año 3125

En el juego original Elite de 1984, los Thargoides parecen ser el clásico malo de la película, el infatigable villano de las autopistas espaciales, arrancando a las naves humanas del “witch-space” y lanzándolas lejos de las áreas seguras habitadas por los humanos. Es el año 3125 y los Thargoides hacen su primera aparición, siendo conocidos como “los Invasores Thargoides”, conociéndose después que a los Capitanes de sus naves “…les han sido extirpadas las glándulas del miedo…”, lo que les convierte en temibles combatientes.

Encontrarse con ellos en el juego original era una experiencia rápida y brutal, de forma que uno era afortunado si lograba sobrevivir a esa experiencia. Las naves thargoides eran rápidas, fuertemente armadas y podían lanzar “Thargons”, drones de combate controlados de forma remota, lo cual incrementaba su potencia de fuego.

Hubo 50 zonas de guerra conocidas entre la Humanidad y esta raza “insectoide”, respecto de los que se llegó a creer que eran capaces de “flotar” en el interior del “witch-space”, para tender emboscadas a las naves humanas mientras que hacían saltos hiperespaciales entre sistemas estelares, llegándose incluso a especular sobre la existencia de una “mente colmena” que les dirigiera.

 

Las naves thargoides eran de gran tamaño, rápidas y potentes, con simetrías de múltiples ejes. No tenían toberas de motores claramente visibles, al contrario que las naves humanas, por lo que se llegó a especular con que utilizaran algún tipo de tecnología de motores inerciales, también conocidos como “spacedrive”. Lo cierto es que la tecnología thargoide era significativamente más avanzada que la nuestra.

 

En el juego, los Thargoides tendían a emboscar a los pilotos humanos durante sus saltos hiperespaciales, forzándoles a salir del “witch-space” para intentar destruirles a continuación sin más preámbulo, ya que atacaban en el acto, por lo que a lo largo de todo el juego original se mantuvo que se estaba “en guerra” con los Thargoides. Debe señalarse que se sospecha que la tecnología ECM de contramedidas electrónicas, así como otros avances, se obtuvieron mediante procesos de ingeniería inversa a partir de naves thargoides capturadas.

En la novela “The Dark Wheel” se hace mención a otra raza alienígena, conocida como los Oresrians, que son retratados como el contrapunto pacífico de los Thargoides, aunque son muy parecidos en apariencia general, por lo que se advirtió a los Comandantes para que fueran cautelosos a la hora de “revisar las marcas del tórax y la forma de la cuarta articulación de la pata trasera, antes de sacar conclusiones erróneas (al identificar al alienígena correspondiente)

75 años más tarde: año 3200

Curiosamente, en el momento en el que se desarrolla la segunda parte del Juego, Frontier: Elite II, los Thargoides parecen haberse retirado completamente del espacio controlado por los humanos.
Los únicos informes sobre avistamientos en este periodo se corresponden con naves Thargoides  custodiadas en bases secretas de investigación ubicadas a lo largo de la galaxia, pero aparte de esto todo parecía indicar que se habían retirado, tanto de la guerra como de las emboscadas a naves durante los vuelos hiperespaciales.

Los Thargoides habían abandonado ese área de la Galaxia totalmente, no teniéndose ni idea de dónde habían venido, qué querían o adónde se habían marchado, convirtiéndose en un completo misterio.

 

Trascurridos 50 años más: año 3250

No se tuvo ninguna noticia de los Thargoides hasta el lanzamiento de la tercera parte del juego, Frontier: First Encounters. Los registros indican que la desaparición repentina de los Thargoides pudo haberse debido a una operación encubierta ejecutada por la Intergalactic Naval Reserve Arm (INRA), con el objetivo de infectarles con un virus denominado “Mycoid” que había sido expresamente desarrollado por los humanos.

La tecnología thargoide de hipermotor se volvió inútil, por cuanto el virus atacaba los polímeros plásticos de las naves, e incluso hay indicios de que los propios Thargoides pudieron verse también afectados, ya que su exoesqueleto estaba formado por un material parecido a los polímeros. Hubo acusaciones de genocidio contra la INRA, pero lo cierto es que los Thargoides desaparecieron, y los informes al respecto se descartaron como una simple teoría conspiranoica urdida por determinados líderes políticos.

 

53 años después: año 3303

En el universo de Elite: Dangerous, se habían descubierto varias localizaciones con restos de naves alienígenas destruidas, pero no fue hasta el 5 de enero de 3303 que se tuvo un encuentro “en vivo” con una nave extraña. ¿Pertenecía a los Thargoides de ataño? Su similitud en cuanto a comportamiento, forma y función recogidas en las antiguas historias es innegable, aunque también hay grandes diferencias. ¿Podían quizás pertenecer a guerreros thargoides, a los Oresrians, a los Klaxianos…o a saber qué?

Estas naves alienígenas fueron capaces de interdictar naves humanas sacándolas del “witch-space” y dejándolas inermes tras desconectar todos sus sistemas para, posteriormente, dirigir hacia ellas un haz de energía quizás en un intento de escanearlas, tras lo cual la nave extraña partía utilizando una desconocida forma de teconología hiperespacial, girando rápidamente al hacerlo.

El 2 de junio de 3303, se detectaron naves alienígenas interactuando con un afloramiento de “percebes”, lo que confirmó las sospechas de que ambas entidades se encuentran vinculadas de alguna forma. Se desconoce si las naves extrañas se encontraban extrayendo algo de los “percebes” o bien transmitiendoles algo, ya que no está clara la naturaleza precisa de esta interacción, si bien las naves alienígenas habían lanzado anteriormente rayos similares sobre naves humanas en las proximidades, causandoles una caída generalizada de los sistemas de energía durante varios minutos. Los pilotos han informado de  un fuerte efecto de campo en la proximidad de esta interacción, que puede tener un origen magnético o anti-gravitatoria fuerte, aunque los detalles siguen siendo poco claros.

 

Confirmación de los alienígenas como Thargoides

El 12 de junio de 3303, el Profesor Palin mandó un mensaje solicitando datos para confirmar una hipótesis en relación con las naves extraterrestres avistadas en días anteriores. Se proporcionaron muchos datos por parte de mandos independientes en el sistema Orcus Risco (Pleyades Sector OI-T C3-7) si bien, antes de que cualquier hipótesis pudiera ser confirmada, los datos fueron robados por fuerzas militares federales.

Al día siguiente se recibió la transmisión de un nuevo mensaje, referido a la destrucción de un crucero de batalla federal en el sistema HIP 17044. Los primeros Comandantes que llegaron allí descubrieron entre los restos un transmisor que indicaba que las naves extrañas habían sido identificadas positivamente como naves Thargoides. Una serie de buques federales había sido dejadas fuera de combate por armamento desconocido, si bien presentaban daños similares: agujeros en sus casos, de los que emanaba una prominente nube gaseosa verde.

Todo parece indicar que los Thargoides son hostiles a la Federación, aunque no ha quedado claro si son capaces de distinguir entre las diferentes facciones y afiliaciones que existen en el espacio humano.

 

El retorno

El Profesor Palin no ha estado inactivo entre tanto. Aegis, un grupo fundado como primera línea de defensa contra esta amenaza alienígena, ha descubierto una manera de anular los efectos de los que se ha descubierto que no es más que un pulso electromagnético utilizado por los Thargoides en sus ataques, habiéndose desarrollado nuevas armas que pueden causar daños e incluso la destrucción a las naves alienígenas, aunque no todo haya ido tal y como había sido planeado.

 

Lo que sabemos

Los Thargoides son una raza insectoide que proviene de planetas con base de amoniaco, y que son poseedores de una fisiología completamente distinta de la humana (por ejemplo, el amoniaco hierve a -33 grados centígrados), lo que les permite aclimatarse a temperaturas mucho más bajas de lo que pueden hacer los humanos.

Han demostrado poseer algún tipo de tecnología de salto instantáneo a larga distancia, la cual les permite moverse rápidamente a lo largo de toda la Galaxia, así como saltar abismos espaciales vacíos, quizás incluso entre Galaxias.

Pueden realizar interdicciones en el “witch-space” e inutilizar las naves humanas cuando quieran.

Todos los Thargoides son hembras.

Es una raza con milenios de antigüedad.

La conocida como “guerra” fue más bien una simple “escaramuza” desde el punto de vista Thargoide, los cuales se encuentran divididos en más de un grupo, conociéndose al menos a dos de ellos: los Oresrians y los Klaxianos.

El libro “Out of the Darkness” de T. James, da la siguiente breve descripción de los Thargoides: “Las armas de bajo calibre no les dañan, incluso a quemarropa. Tienen dos “piernas” y cuatro “brazos”, y son lo suficientemente fuertes como para desmembrar a un humano usando solo sus garras

A pesar de que se desconocen sus verdaderas capacidades tecnológicas, se puede decir que son más avanzados que la Humanidad.

Los Thargoides parecen ser cada vez más hostiles, encontrándose muy presentes en el sector de las Pléyades.

Las naves thargoides pueden ser dañadas e incluso destruidas, si bien tienen la facultad de autorrepararse a un ritmo muy rápido.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies