La Historia de Elite (III)

Frontier: First Encounters (1995)

Tercera parte de la historia de Elite. Si estás interesado también puedes leer la parte I, la parte II y la parte IV.

 

Frontier: First Encounters, también conocido como FFF o Elite III, es un videojuego de comercio espacial y simulación de combate desarrollado por Frontier Developments, y publicado por GameTek en 1995 para el sistema operativo DOS. En él, el jugador pilota un nave espacial a través del Universo con la intención de comerciar, combatir y realizar muchas otras misiones.

Frontier: First Encounters ha tenido varios “primeros” además del incluido en su nombre. El modelado detallado de la geografía de los planetas fue impresionante, sobre todo teniendo en cuenta la relativa falta de potencia de los ordenadores PC sobre los que se ejecutaba, generalmente basados en el procesador Intel 386. First Encounters fue el primer juego en usar texturas generadas proceduralmente para crear con ellas la vegetación, nieve y otras características de las superficies planetarias. Las montañas, colinas y paisajes alienígenas, así como sus efectos visuales, contribuyeron a crear la atmósfera del juego, así como la iluminación coloreada de las estrellas más rojas, que le dieron a algunos planetas una apariencia misteriosa.

Este tercer juego en la serie Elite es una secuela directa de Frontier: Elite II, y fue seguida de Elite: Dangerous en 2014.

 

Jugabilidad

First Encounters hereda las características de jugabilidad de su predecesor, Frontier: Elite II, de forma que es una combinación de comercio, combate, espionaje, bombardeo y una gran variedad de otras actividades militares, manteniéndose incluso los rankings de combate de anteriores versiones. Al igual que en Elite II, en First Encounters las naves tienen mecánica newtoniana, así como la posibilidad de aterrizar en planetas construidos a escala 1:1 en sistema estelares también a la misma proporción, pudiendo enfrentarse a facciones rivales con las que el jugador puede interaccionar mediante misiones, ganando o perdiendo reputación según el éxito o fracaso de las mismas.

Los gráficos del juego fueron mejorados respecto de la versión anterior, introduciéndose el sombreado Gouraud y un uso más extensivo de mapeado de texturas. Al utilizar el mismo sistema de “juego abierto y sin fin” de sus predecesores en la serie, First Encounters también disponía de un modo campaña que llevaba al jugador a través de una serie de eventos, comenzando por la “Wican Ware Race” y otras misiones relativas a la raza alienígena conocida como Thargoides; algunas de las misiones solo podían completarse en unas circunstancias muy específicas o siendo poseedor de un rating de combate concreto, teniendo lugar entre los años 3250 (en el que empieza la acción del juego) y el 3255, aproximadamente.

 

Comparando First Encounters con los anteriores juegos de la serie Elite su creador, David Braben, indicó que allí donde el Elite original “era básicamente comercio” y Elite II convertía el comercio “en algo que hacer mientras que no se hacían misiones”, en First Encounters casi no se había hecho nada para incluirlo, al no considerarlo un elemento básico del juego. En vez de explorar, el objetivo del jugador pasa a ser el divertirse y “descubrir ahí fuera lo que está pasando con los aliens”, aunque ello dependerá mucho de cómo haya jugado y de las decisiones que vaya tomando en el juego.

Además de lo anterior, First Encounters incluyó escenas en full motion video en la versión CD-ROM (con más de 500 MB de datos), así como varios periódicos que recogen las noticias que ocurren dentro del universo en el que se desarrolla la acción del juego, con menciones ocasionales a los logros del jugador:

Frontier News: El órgano de comunicación de la Alianza, que ofrece noticias relativamente imparciales aunque puede considerarse una fuente de noticias bastante autorizada.

Federal Times: Perteneciente a la Federación, está escrito en un estilo solemne que solo se anima cuando denuncia al Imperio. Hay que leerlo con precaución, sobre todo cuando intenta contar la “verdad” sobre la Federación o el Imperio.

Imperial Herald: Escrito con un estilo increíblemente florido y parcial, es pura propaganda imperial. Ello no obstante, esto no es razón como para no leerlo ya que, por el contrario, el Herald es muy entretenido.

Universal Scientist: La voz de la ciencia pura, es interesante de leer e intenta mantener la neutralidad e informar solo de los hechos y de teorías probables sobre el Universo, la sociedad y las personas que la integran. Ocasionalmente se pueden encontrar pequeñas noticias sobre eventos actuales, pero solo de forma ocasional.

Random Intergalactic Gossip: La voz del hombre de la calle. Al final puede ser calificado como grosero, sensacionalista y mal escrito, siendo un mero tabloide que no respeta límites y que piensa que el mínimo común denominador aún es incluso demasiado elevado. Una vez dicho esto, el R.I.G. (como se le suele conocer) lo cierto es que revela aquello que los otros periódicos están demasiado comprometidos como para publicar.

Otra de las novedades del First Encounters es que se permite al jugador ganar naves especiales que no se encuentran a la venta normalmente, las cuales se entregan como recompensas por completar misiones; estas naves son el Argent´s Quest de la clase Turner, el caza clase Stowmaster (el cual, al igual que el anterior, viene equipado con una cápsula de escape) y la Nave de Guerra Thargoide, que se puede conseguir completando una misión para esa raza alienígena.

 

Historia

First Encounters es una secuela de Frontier: Elite II, y fue comercializada por GameTek en el otoño de 1995. Debido aparentemente a ser lanzado sin haber sido totalmente finalizado, el juego fue calificado como defectuoso en numerosos aspectos, presentando numerosos bugs que tuvieron que ser reiteradamente parcheados, terminando por que el juego tuviera que ser reeditado y, por último, retirado del mercado, medida esta que fue seguida por una serie de acciones legales de GameTek contra David Braben.

Como el spoporte oficial había finalizado, y el juego había sido desarrollado para el sistema operativo DOS, lo cierto es que First Encounters tuvo dificultades para seguir funcionando en sistemas operativos posteriores no-DOS, como Windows 95, Windows 2000 y Windows XP, de forma que solo ha podido sobrevivir mediante el uso de emuladores como DOSBox.

 

 

 

 

 

 

 

En el año 2000, Frontier Developments anunció que First Encounters pasaría a ser un juego de código abierto bajo una licencia parecida a GPL que permitiría realizar portabilidades a otros sistemas, si bien es una medida que nunca llegó a materializarse en nada concreto. En respuesta a ello, la comunidad de usuarios se hicieron cargo del soporte del juego y en octubre de 2005 John Jordan, mediante el uso de ingeniería inversa, logró su portabilidad a los modernos sistemas operativos entonces existentes, manteniéndose actualizada esta versión (también conocida como JJFFE) hasta diciembre de 2009 e incluso posteriormente, ya que otros desarrolladores de la comunidad se hicieron cargo de la evolución con ports tales como  FFED3D ó GLFFE (realizado por Kolijoco en 2006), que ayudaron a incrementar la popularidad del juego al permitir su uso con Windows.

Recepción

First Encounters fue bien recibido por la crítica, siendo comercializado antes de lo que los desarrolladores hubieran querido, ya que pensaban que no estaba listo para ello. A pesar de que el juego empleaba una avanzada y realística mecánica de vuelo, más avanzada que la estilo arcade del juego Elite original, muchos jugadores la encontraron frustrante y difícil, sobre todo en combate.

De acuerdo con las cifras expuestas en la web de Frontier Developments, se vendieron aproximadamente 100.000 unidades del juego.

 

La versión de Drew Wagar

Aunque Drew Wagar tiene previsto realizar un artículo sobre esta versión del juego, lo cierto es que de momento no lo ha hecho, momento en que procederemos a traducirla y publicarla.

 

First Encounters – Wiki (en inglés)

First Encounters – Wikipedia (en inglés)

 

Traducido y compilado por Phil Wu.