Descubiertos restos misteriosos

Un par de pilotos independientes, que responden a los nombres de Noctrach e Ihazevich, han descubierto los restos de lo que parece ser una nave espacial en el planeta 9a del sistema Pleaides Sector AB-W B2-4. El descubrimiento representa la culminación de una búsqueda coordinada a lo largo de toda la galaxia por “Granger Gang”, una banda de sinvergüenzas dirigidos por el cazarrecompensas y contrabandista Otto Granger.
El evento comenzó con un críptico mensaje enviado por Granger a las agencias de noticias de toda la galaxia. A este comunicado siguieron una serie de enigmáticas pistas, introducidas en diferentes canales de noticias de diversas estaciones.
La resolución de dichas pistas condujo a los pilotos a los tres miembros de Granger Gang: Otto Granger, Mahina Dillon y Logan Khol. Granger y sus compañeros afirmaron haber hecho un descubrimiento de gran importancia, pero se negaron a revelar la naturaleza o ubicación de este descubrimiento.
En lugar de eso, cada miembro de la banda dijo que emitiría una solicitud para un producto específico, con la promesa de revelar más información si cecibían lo que pidieran. La solicitud de narcóticos por parte de Logan Khol fue recibida con entusiasmo por la comunidad galáctica, y cuando se cumplieron sus objetivos, se reveló una pista adicional:
“La latitud era -26 y fue en una luna fría en el sector de las Pléyades con las letras AB en su nombre”
Aunque Granger Gang planeaba dar más pistas, pronto resultaron innecesarias: un par de horas tras la pista dada por Khol, los comandantes Noctrach e Ihazevich descubrieron los misteriosos restos.
Comentaristas de toda la galaxia se han apresurado a ofrecer sus opiniones sobre este notable descubrimiento.
“Estoy familiarizado con todos los diseños de naves espaciales de los últimos cincuenta años, y con la mayoría de los más antiguos también,”, dijo Augustus Sym, un veterano imperial y piloto de pruebas retirado en el sistema Achenar, “y nunca he visto nada como esto. No tengo ninguna duda: es una nave alienígena”.
Otros han adoptado una postura más prudente. Aunque reconoce que el hallazgo puede ser importante, el profesor Ishmael Palin, una autoridad líder en la investigación de la xenobiología, declaró:
“Siempre he estado abierto a la posibilidad de que exista vida inteligente no humana, y estos restos parecen, en efecto, ser una nave alienígena. Pero no realizaré ningún juicio hasta tener más información o al menos, hasta haber podido tener la oportunidad de inspeccionar el lugar yo mismo”.

A %d blogueros les gusta esto: