Salomé: ¿Orgullo o prejuicio?

El Imperial Citizen ha publicado su segundo editorial acerca del comandante Salomé, aunque según palabras del Citizen, se trata de Lady Kahina Tijani Loren, la senadora imperial desaparecida.
“De acuerdo con los informes sobre Lady Kahina, escapó de las garras de una banda de libertarios e hizo frente a un importante lord pirata. ¿No es más probable que ella colaborase con estos terroristas para asesinar a su familia y convertirse en senadora? ¿No es sospechoso que haya asesinado a esos terroristas antes de que pudiesen ser interrogados así como a su mentor?”
“No olvidemos que Kahina casi inició una guerra entre el Imperio y la Federación. Miles murieron en aquella batalla, una batalla que ella provocó. ¿La heroína del sistema Prism? Difícilmente. Ella fue la responsable de la mayor pérdida de vidas que jamás vio aquel puerto imperial, excediendo en mucho el legado dejado por su padre”.
“No satisfecha con lograr la posición de senador del padre a través de lo que se llamó ‘Reclamación’, Lady Kahina rondó los mundos centrales intentando ganar apoyos para ocupar el trono imperial. Aunque pronto se dio cuenta de que no tenía opciones. ¿Regresó entonces a su supuestamente amado mundo natal? Claro que no. Volvió a desparecer durante varios meses para reaparecer, como si fuese la santa patrona de los exploradores, al otro lado de la galaxia en la Distant World Expedition”.
“Por el camino se ganó el apoyo de inadaptados, malhechores, exploradores idealistas y organizaciones disidentes que se hacen pasar por facciones legítimas. El por qué busca ese tipo de apoyos es algo que nos es, por el momento, totalmente desconocido”.
“No tengo dudas de que esta, llamada «Lady» no es ninguna santa. Sea lo que esté haciendo lo hace movida por sus propios intereses, manipulando a los que la rodean, tal como ha hecho siempre. Claramente está engañándonos a todos, pero su capacidad de persuasión es formidable. Muchos le han jurado lealtad, particularmente aquellos desapegados a las políticas de los mundos centrales”.
Puede que sea maravillosa y carismática, pero también es egoísta, manipuladora y parece estar sedienta de sangre. No se detendrá hasta haber alcanzado sus metas. No confiéis en sus palabras”.

A %d blogueros les gusta esto: