La presidenta es presionada para que castigue a Panem

El líder de la oposición, Hudson, compareció ante el Congreso hoy para pedirle a la presidenta Halsey que se ocupe de la continua propagación de Onionhead en todo el espacio federal.

A pesar de la aplicación de agresivas políticas federales encaminadas a criminalizar la posesión y distribución de Onionhead, informes recientes sugieren que las ventas de Onionhead han aumentado hasta en un 800% en algunas regiones.

Con la prohibición claramente sin resultado, el Congreso ahora está pidiendo al Presidente que actúe una vez más contra las plantaciones Onionhead en Panem. Hasta ahora, la presidenta ha sido reacia a lanzar otro ataque a Panem, citando la existencia de Lucan Onionhead como prueba de que un ataque total a los campos de Onionhead sólo llevaría a la ejecución de una operación subterránea.

Aunque es casi cierto que la Presidenta tiene razón en su evaluación de la situación, es improbable que ese hecho impida al líder de la oposición Hudson exigirle que haga todo lo que esté a su alcance para acabar con la producción de Panem de una vez por todas.