Cuestionada actualización de la flota presidencial

Tras la reciente retirada del último Saud Kruger Narwhal de la flota presidencial, los críticos con la administración Hudson han comentado la decisión de utilizar dos Cruceros de Batalla Farragut de Core Dynamics como naves de transporte presidenciales.
En una entrevista con el Federal Times, la congresista Kristine Lasky dijo: “No se trata de naves estándar en la industria que pueden ser compradas en el mercado. Estas son naves de primera línea de combate, las mayores de las que hay en la Armada Federal. Que el presidente intente utilizar no una sino dos de estas naves es algo que preocupa seriamente a los contribuyentes”.
“¿Es realmente necesario para el presidente desplegar un grupo de batalla cada vez que visita a un dignatario extranjero? ¿Qué mensaje queremos dar a otros jefes de estado? Parece menos un asunto de seguridad y más una demostración de fuerza”.
La congresista Lasky anunció que va a solicitar a la Oficina Federal de Cuentas que investigue los costes que la adquisición y despliegue de ambas naves tendrá para el contribuyente y propondrá un límite de usos de las naves por parte del presidente a un cierto número de ocasiones por año fiscal.
Comandante Driggers

A %d blogueros les gusta esto: