Primera escala de la expedición Box Nebula

En la tarde de ayer estaba prevista la primera escala de la expedición en la Nebulosa Balloon. en esta primera jornada de descanso de la expedición hemos vivido las experiencias de cada comandante en la primera parte del viaje, con historias bastante divertidas y alguna de ellas espeluznante.

Hemos oido casi de todo, nos contaba uno de los participantes.

“Tenemos comandantes que ya tenian daños en sus naves desde el primer sistema, uno de ellos se despistó pillando una cerbeza de la nevera de su nave y se estrelló contra el primer planeta del primer sistema que exploró.

Muchos de nosotros sufrimos incidentes en la ruta de neutronas hasta llegar a Balloon, el más típico es el de caer dentro de la neutrona al acercarte para hipercargar el motor de salto, pues bien uno de nosotros casi tiene que ser rescatado de lo más profundo y tenebroso del espacio, ya que no solo caer dentro de la estrella de neutrones causa daños, sino tambien saltar con estas, por tanto la suma de ambas acciones casi hace que no pueda llegar hasta el destino.”

Sin duda está siendo un viaje espectacular y que no permite muchas distracciones que no sean saltar, cargar, explorar el sistema y saltar al siguiente. ya que de no ser así puede ser una deporte de alto riesgo.

Ayer antes de dar salida a la segunda etapa de la ruta hasta Box Nebula, hubo reunión en uno de los planetas cercanos al punto de descanso del primer tramo, aprovechamos este encuentro para realizar un encuentro en superficie, en el que por problemas tecnicos del juego no pudieron participar todos los comandantes que forman la expedición, hemos apreciado una gran caida de los frames al aterrizar un grupo grande de naves en un planeta despegar los srv, llegando incluos a expulsar de la partida y el juego a algún comandante que usaba gafas de RV, por el bajo número de frames que se generan en estas condiciones, menos de 15fps, en casi todos los casos.

También observamos varias veces como funciona el sistema de aterrizaje del juego con un gran numero de comandantes llamando a sus naves desde ubicaciones cercanas, y tras comprobar su funcionanmiento con algunas risas incluidas, ya era momento de empezar la nueva etapa de la ruta.

A %d blogueros les gusta esto: