Sima Kalhana nos habla de los Thargoides.

Continuando con nuestra sección de ‘’episodios relevantes de la historia humana’’, el notable historiador Sima Kalhana nos habla de los Thargoides.

¿’’Estamos solos en el universo? Esta es una cuestión que nos hemos estado preguntando desde hace milenios. Incluso antes de expandirnos al espacio, nos preguntábamos acerca de la posibilidad de la existencia de inteligencia no humana’’.

‘’Por supuesto, para algunos la cuestión ya ha sido resuelta. Hemos visto a los alienígenas y les hemos dado un nombre: los Thargoides. Pero los reportes de encuentros con  Thargoides están rodeados de mucha ambigüedad, es difícil aceptarlos como prueba de inteligencia extraterrestre. Por otra parte, no ha habido informes de avistamientos Thargoid durante cientos de años’’.

‘’El primer encuentro registrado con Thargoides se remonta al año 3125, cuando salieron a la luz informes en los que pilotos habían sido sacados del ‘’whitchspace’’ y atacados por unas misteriosas naves octagonales. Los testigos afirmaban que esas extrañas embarcaciones eran extraordinariamente rápidas y muy maniobrables. Los pilotos que sobrevivieron a estas experiencias estaban convencidos de que habían encontrado extraterrestres y los llamaron ‘’Thargoides’’.

‘’A medida que las noticias sobre estos encuentros se extendieron, surgieron rumores que apuntaban que esas interdicciones eran la respuesta a un ataque humano previo. Archivos de inteligencia filtrados de la Federación indicaban que los colonos del sistema Veliaze encontraron y atacaron a una delegación extraterrestre poco antes de que las interdicciones Thargoide comenzaran’’.

‘’Poco después, reportes sobre encuentros con Thargoides cesaron. En las décadas siguientes ninguno de los informes relativos a encuentros con Thargoides era creíble. Para algunos, esta era la prueba de que los informes originales no tenían fundamento alguno – ‘’fantasías de pilotos solitarios buscando atraer la atención’’, tal como dijo Arvan  Corto de la Armada Imperial’’.

‘’Sin embargo, la opinión pública cambió en 3250 cuando surgieron informes de que la desaparición de los Thargoides podía ser consecuencia directa de una operación encubierta anti-Thargoide. Un mensaje anónimo, entregado a ciertos medios de comunicación, afirmaba que una organización conocida como ‘’Cuerpo de Intergaláctico de la Reserva Naval’’ o INRA por sus siglas en inglés, había desarrollado un arma química diseñada específicamente para actuar sobre la tecnología Thargoide. Este químico, conocido como virus Mycoide fue diseñado para atacar a los polímeros plásticos que se creía estaban presentes en los sistemas de híper-salto Thargoide. El hecho de que el virus parecía que  podía dañar también a los Thargoides abrió la especulación de que sus cuerpos podrían estar compuestos de polímeros similares a los de sus naves. El informe fue rechazado varios políticos que lo tacharon de teoría de la conspiración, pero algunos afirmaron que contenía suficientes detalles plausibles para ser creíble’’.

‘’Desde entonces muy poca información veraz ha salido a la luz. Los reportes originales de 3125 relatan que las naves Thargoide pueden llevar a cabo grandes saltos hiperespaciales, mientras que los supuestos documentos de INRA indican que los Thargoides son originarios de un mundo basado en el amoniaco. Incluso existen rumores de que los Thargoides tienen una conciencia colectiva o ‘’mente colmena’’. Algunas de las teorías menos extrañas indican que nuestra tecnología de contramedidas electrónicas tuvo su origen en la ingeniería inversa practicada sobre naves Thargoide capturadas’’.

¿’’Y qué hay de los percebes, los artefactos desconocidos y las sondas desconocidas? Muchos piensan que esos objetos son de origen no humano, lo que ha dado lugar a la especulación de que fueron creados por los Thargoides. Desafortunadamente, los análisis de estos objetos no han revelado ninguna evidencia concreta sobre su origen o propósito’’.

‘’Son reales los Thargoides? Francamente, no lo sé. Pero si lo son solo podemos especular sobre su verdadera naturaleza’’.

Los Thargoides son insectoides. Tienen un exoesqueleto quitinoso, piernas unidas por multiples articulaciones y dedos opuestos (análogos a los pulgares humanoides).

Las colecciones de partes del cuerpo Thargoide fue iniciada durante el apogeo de las Guerras Thargoides y las morfologías de los que quedan estan divididas en dos partes distintas: las partes recogidas de accidentes de naves Thargoides y las recogidas por exploradores de otros sitios. Las primeras son grandes, de verdes azuladas a grises y sugieren un cuerpo que va de 2 a 5 veces la de la media de un humanoide de 2 metros.

Las segundas, descritas en detalle en la Giomanst Encyclopaedia, son negras, tienen menos articulaciones en las piernas y son de escala humana. De los dos solo las especies de la Giomanst han sido reconstruidas completamente. Parece que hay varias variantes y que las dos formas podrían representar diferentes momentos del ciclo vital del Thargoide desde neonato a adulto completo.

Nuestra comprensión de la biología Thargoide es severamente disminuida debido al hecho de no poder establecer la localización de su mundo o mundos. Investigaciones del interior de las pocas naves madre capturadas intactas revelan una atmósfera basada en amoníaco, una presión más alta y una temperatura más baja de lo que es tolerable por la mayoría de humanoides. Las partes del cuerpo son basadas en carbón pero contienen trazas de varios elementos que hasta entonces no tenían nombre.

El metabolismo se presume que está basado en oxidación/reducción pero un equivalente al ciclo de Krebs no ha sido demostrado. En términos de procreacióm existen “madres” de colmena adultas capaces de crear una sucesión de “drones” – hembras estériles sin potencial reproductivo.

Los drones son producidos como huevos y cuidados hasta la época adulta a través de unas etapas de ninfa similares a la mayoría de especies de insectos de los mundos conocidos. Todo tipo de reproducción es partenogénica y no hay pruebas de la existencia de un segundo género.

Se cree que hay un cierto grado de continuidad psicológica entre miembros de la misma colmena y esta “consciencia de colmena”.

La política y cultura Thargoide sigue siendo un misterio debido mayormente a la absencia de comunicación entre las razas. El traductor Inter-Especies desarrollado en el 3015 por el área de desarrollo de INRA permitió un poco de comunicación ininteligible y recientemente, historiadores y lingüistas han estado reexaminando las transcripciones disponibles para buscar indicaciones de patrones de pensamiento y paradigmas culturales.

La cultura Thargoide parece similar en su base a las culturas de colmenas de especies de insectos encontradas por la Galaxia. Además del lógico desarrollo intelectual y el conocimiento propio de historia, aestética y estructura social. Hay una fuerte identidad de colmena y una absoluta lealtad a la madre de la colmena o su sucesora.

Los drones, aunque autoconscientes, tienen poco sentido de la auto-preservación y se ha postulado que hay una sola conciencia de colmena residiendo en la madre de la colmena. Si éste es el caso, entonces los drones son extensiones de la colmena más que individuos con derechos propios. Esto podría, en cierto modo, arrojar algo de luz sobre los varios intentos de los Thargoides de intentar establecer enlaces de comunicación con nuestra propia especie.

Las relaciones Thargoides – humanas fueron esencialmente violentas y terminales durante la mayor parte de la era Thargoide. Hay pruebas, sin embargo, que los aliens hicieron varios intentos de comunicarse en diferentes niveles en los años tempranos de la guerra entre nuestras razas.

Un número de comandantes experimentados dicen haber sido rodeados por Thargoides quién no dispararon contraatacando, incluso perdiendo grandes números de Thargones por los láseres humanos. Las naves aguantaban hasta que los láseres se sobrecalentaban y inmediatamente a continuación la nave nodriza Thargoide lanzaba y destruía un número igual de Thargones más pequeños. Cada comandante dice haber sido hiperdictado contra su voluntad de vuelta a bases navales Federales o Imperiales, dependiendo de sus lealtades, dónde se descubrió que los ordenadores de abordo habrían grabado todo el evento en un loop de repetición.

La creencia del momento era que los humanos estaban siendo testigos de o bien un sacrificio de entes vivas o el equivalente Thargoide de la Corte Marcial con el castigo capital a los atacantes.

Los Thargoides son muy inteligentes, tal vez más que la media humanoide. Con inteligencia y razón viene la integridad, el sentido del honor y la aversión a la guerra.

Los Thargoides tuvieron la capacidad tecnológica para destruir naves humanas con facilidad y eso no fue una evolución de un día para otro a pesar de su repentina y dramática aparición en nuestro Universo. Podemos asumir racionalmente que ellos podrían haber destruido todas las sondas tempranas y las naves menos protegidas en un momento muy temprano hubieran queridi. No lo hicieron.

En su lugar ellos parecen habérselo currado, en varios puntos de la guerra, para preservar las vidas de comandantes que podrían haber destruido, mandando un mensaje vívido y memorable en una manera que nosotros fueramos capaces de ver y entender. El hecho que nosotros lo malinterpretáramos es culpa de nuestra arrogancia y asumciones culturales, no las suyas.

Es totalmente probable que el concepto de sacrificio no exista en la cultura Thargoide y esta malinterpretación no se les ocurriera. Si consideramos en su lugar que estaban enseñandonos la estupidez de matar de la manera más gráfica posible, podemos ver el resto de sus acciones de diferente manera.

La completa destrucción de convoyes humanos, flotas navales y otras cosas no tuvieron lugar hasta que varias de estas “demostraciones” fueron hechas – e ignoradas por nosotros.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: