El origen de la Alianza

Volviendo a nuestra popular serie de episodios importantes de la historia de la humanidad, la historiadora Sima Kalhana hablará acerca de la fundación de la Alianza.
“La Alianza puede que esgrima los ideales de armonía e independencia, pero es en gran parte producto de la violencia”.
“Alioth, la capital de la potencia, fue un sistema largamente en disputa y durante las décadas posteriores a su colonización fue lugar de constantes conflictos entre la Federación e Imperio. Naturalmente, esto hizo la vida bastante difícil para los habitantes, cuyas vidas quedaron marcadas por generaciones y generaciones en guerra”.
“El punto de inflexión ocurrió en el 3228, cuando las corporaciones federales que suministraban a uno de los principales centros de población intentaron elevar los precios. Eso disparó una revuelta que Federación e Imperio intentaron reprimir, pero la resistencia, apoyada por combatientes de sistemas independientes vecinos consiguió rechazarlos. Finalmente el Imperio decidió retirarse del sistema, al ver que podía convertirse en una larga campaña lejos de su capital. Por otra parte, cuando la Federación se percató de lo impopular que estaba resultando la guerra entre los ciudadanos federales hizo lo mismo”.
“En los albores del conflicto, la idea de una entidad socio-política independiente rápidamente ganó popularidad entre el pueblo de Alioth y en el 3230 se estableció la Alianza de Sistemas Independientes. Sus principios fundacionales son simples: proteger y apoyar a aquellos que quieran permanecer independientes con respecto a la Federación y el Imperio, dando mayor poder a los sistemas miembros mientras que conservan su independencia. En dos décadas, más de veinte sistemas se unieron a la Alianza”.
“Hoy, la Alianza es vista como el parangón de la democracia en una galaxia cada vez más autocrática. Está gobernada por una entidad llamada Asamblea de la Alianza, cuya función principal es establecer políticas comunes y tratados entre los sistemas miembro y actuar como árbitro cuando es necesario. La cabeza visible de la Alianza es el Primer Ministro, pero en realidad es el Concilio de Almirantes en donde recae el mayor grado de poder”.
“El Concilio de Almirantes es una entidad formada por seis personas elegidas de entre las seis mayores fuerzas militares en la Alianza. Adicionalmente a la elección del Primer Ministro, el concilio también dirige las Fuerzas de Defensa Aliadas, una vasta flota de naves proporcionadas por todos los sistemas miembros de la Alianza. El Concilio de Almirantes es libre de desplegar las Fuerzas de Defensa sin la aprobación de la Asamblea, lo que le otorga un gran poder”.
“No cabe duda de que la Alianza carece de las habilidades de proyección de fuerza del Imperio o la Federación, pero es más capaz de competir con ellos en términos económicos y políticos y defendiendo a sus sistemas miembros cuando es necesario”.
“Nadie sabe lo que depara al futuro de la Alianza, pero bajo el fuerte liderazgo del Primer Ministro Edmund Mahon parece que sólo puede seguir creciendo”.

A %d blogueros les gusta esto: