La Federación prohíbe la secta del Dios Lejano

El presidente Hudson ha aprobado un proyecto de ley del Congreso que declara la ilegalidad de la secta del Dios Lejano en todos los sistemas federales.
El Congreso ha votado a favor de la resolución por una estrecha mayoría, según ha anunciado la secretaria de Estado, Lana Berkovich:
«Los Thargoides entran en la categoría de enemigos del Estado y el Acuerdo Federal prohíbe que los ciudadanos proporcionen ayuda a estos enemigos. La probabilidad de que los radicalizados adoradores de los Thargoides interfieran en nuestras operaciones antixeno en nombre de su deidad nos ha obligado a buscar una respuesta proactiva.
Por decisión del Congreso, ser miembro de esta orden religiosa será, a partir de ahora, un delito castigado con hasta diez años de prisión. La organización tiene prohibido operar en cualquier lugar del espacio federal. Todos los seguidores del Dios Lejano que han sido detenidos están siendo interrogados para obtener información relacionada con el espionaje, y muchos de ellos han sido trasladados a sus sistemas hogar para ser juzgados».
El Congreso ha aclarado que esta resolución se dirige específicamente a «las organizaciones que apoyan activamente los objetivos militares de las razas no humanas». Por lo tanto, no se aplica a los grupos civiles que promueven la comunicación o la diplomacia entre especies, como el Proyecto de Defensa Thargoide.
La Comuna Interconfesional Galáctica y otros organismos similares han protestado contra la nueva ley. La líder de la oposición Felicia Winters ha expresado su desaprobación, afirmando que «esta intolerancia no refleja los valores fundamentales de la Federación». Algunos congresistas también han expresado su temor al impacto que esto podría tener en los votantes que siguen otras religiones marginales.
Como la secta del Dios Lejano es ilegal tanto en el Imperio como en la Federación, solo podrá haber capillas colmena en sistemas aliados e independientes cuyas leyes permitan la libertad de culto. Los seguidores de la secta de los Verdaderos Capítulos se encuentran a bordo de las meganaves Perdition y Testament, cuyas ubicaciones se desconocen.